María Amelia, la niña Milagrosa de Melo. LA TUMBA MAS VISITADA EN EL CEMENTERIO DE MELO ESTE 2 DE NOVIEMBRE

María Amelia, la niña Milagrosa de Melo.
LA TUMBA MAS VISITADA EN EL CEMENTERIO DE MELO ESTE 2 DE NOVIEMBRE
Los cementerios son escenarios clásicos de muchas historias de terror y milagros. Además, en Uruguay varios los cementerios se abren con horarios especiales durante el Día de los difuntos para recorrerlos como lugar de recordación pero al mismo tiempo como lugares emblemáticos. Por eso, es el mejor momento para saber cuáles son las tumbas más visitadas, puntualmente en el cementerio de Melo es la que tiene más flores, mas ofrendas, placas de agradecimientos y gente a su alrededor.
La muerte genera reacciones diversas, pero sin dudas hay tumbas famosas que atraen a millones de personas cada año e indudablemente en el cementerio de la capital de Cerro Largo es la de la niña María Amelia Ferreira que es considerado uno de los puntos de mayor atracción de quienes son devotos o de quienes quieren conocer su historia, de quienes hacen pedidos a la espera de recibir favores a cambio o de quienes agradecen los favores cumplidos; en último caso parece ser el de mayor peregrinaje, quitando ese pensamiento que los cementerios o las tumbas son solo lugares tétricos y lúgubres.
Pero la tumba de María Amelia es diferente; ante grandes panteones que intentan demostrar el poder que se tenía en la tierra, cuanto más ostentosas las sepulturas eran mejores personas, con figuras religiosas, enormes placas de bronce, esculturas en granito o mármol o nichos con fotos, aparece una tumba en el piso, sin esculturas en mármol, bronce o granito o sin fotos, pero llena, claramente llena de ofrendas; esa es la de María Amelia.
Funcionarios Municipales deben hacer limpieza en forma semanal de su ermita para retirar las ofrendas tales como osos de peluche, túnicas de escolares, uniformes de enfermeras o maestros, cochecitos de bebé, muletas, diplomas, flores, muñecas o una simple carta sellada con nylon en gesto de agradecimiento por los favores recibidos, marcan a primera vista que es la tumba más visitada del cementerio de Melo.
El 14 de enero de 2016 mientras Guillermo Lockhart filmaba en el cementerio de Melo uno de sus programas referido a la tumba de María Amelia, una nube con forma de cruz se formó de repente en el cielo sobre la tumba de la «Niña Milagrosa» Su historia es parte fue rodaje de Voces Anónimas para esa temporada. Se trata de María Amelia Ferreira, quien es considerada una santa y cuya tumba es visitada por la gente para pedirle milagros. En el momento que sucedió este fenómeno inesperado e increíble decenas de personas se encontraban presentes, entre equipo de producción, fans del programa y el propio conductor Guillermo Lockhart. Nadie daba crédito de lo que ocurría.
María Amelia Ferreira murió cuando tenía dos años, el 8 de septiembre de 1906. Pasados 56 años del deceso, fueron a reducir sus restos y el cuerpo permanecía intacto, la gente le hace pedidos, dicen “ella cumple” y su tumba no das más de regalos. Es considerada una Niña Milagrosa. Un devoto, Dardo Quintana, llegó a Melo desde Montevideo y trajo una cruz de hierro de dos metros de alto por uno de ancho, para pagar una promesa. Quiso que la cruz fuese hueca para que la población colocara pedidos escritos en papel y al terminar la jornada la cruz fuese cerrada en forma hermética, y así se hizo”. (Fotos y texto Néstor O. Araujo, LA RED INDEPENDIENTE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dale clic
¿Necesitas información?
Hola! ¿ en que podemos ayudarte?