UN EMPRENDIMIENTO FAMILIAR EN LAS CAÑAS, CERRO LARGO, LOGRÓ ELABORAR Y EMBAZAR APITOXINA EN CREMA Y TINTURA DE PROPOLEO.

Los productos de la colmena han concitado atención desde tiempos remotos, conociéndose como Apiterapia la especialidad médica que emplea estos productos para la prevención y tratamiento de enfermedades. Uno de los productos que más se emplea en Apiterapia, es el veneno de abejas o Apitoxina. Del latín Apis abeja y del griego toxikón veneno, su utilización como medicamento se remonta a cientos de años y se basa en la observación de que personas expuestas a las picaduras de abejas, alivian sus dolores reumáticos. Se necesita la picadura de unas 10 mil abejas para extraer 1 gramo de apitoxina.
La tintura de propóleo es una sustancia viscosa y pegajosa, de color que varia del amarillo claro al negro, pasando por el verde y el marrón, fabricado por las abejas a partir de las resinas naturales. Está constituido por la sustancia viscosa que recubre las especies vegetales, coronilla, Anacahuita, robles, ceibos, acacias, blanquillo, etc, o la resina de coníferas, amalgamada, probablemente, con una secreción salival producida por las abejas.
José Barone de Las Cañas en Cerro Largo, un apasionado por las abejas, la miel y sus derivados, logra sustentar su familia con un emprendimiento que hoy en día se considera un éxito. El Apoyo de la Dirección de Promoción, Desarrollo y Empleo de la Intendencia cuyo Director es Wilson Da Rosa, ha logrado consolidar los productos en el Municipio de Las Cañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dale clic
¿Necesitas información?
Hola! ¿ en que podemos ayudarte?