«UNA HISTORIA PARA EL ALMA».

«UNA HISTORIA PARA EL ALMA».
ESA NOCHE HICIERON ALFAJORES PORQUE NO TENÍAN NADA PARA DARLE DE COMER A SUS HIJOS.
ESOS PRIMEROS BOCADOS DE CENA FUERON HECHOS POR NECESIDAD SIN SABER QUE ERA EL INICIO DE UN ÉXITO FAMILIAR.
Virginia y Carlos, se había quedado sin trabajo, se gastaron los pocos ahorros que tenían pese a que los iban administrando y guardando con mucha responsabilidad; pero un día ya no quedaba nada en la casa, solo un poco de harina y dulce de leche.
La cena de esa noche fue alfajores caseros, elaborados sin la menor presicionde los ingredientes; lo que querían era que la “panza” de sus hijos se fuera a la cama con algo adentro.
Esta familia radicada en Isidoro Noblía en Cerro Largo, logró por necesidad, y a partir de esa experiencia, comenzar a elaborar alfajores absolutamente caseros y artesanales y venderlos a conocidos y amigos en una primera instancia. Con el correr de las semanas fueron aumentando la venta y por ende la producción. En la actualidad venden más de 2000 alfajores por semana y han llegado a Melo, y pueblos y ciudades por ruta 7 y 8; y no dan abasto. No saben cómo hacer para aumentar la producción, pero tienen la esperanza que con «esfuerzo y declinando horas de sueño, logren dar mano de obra y generar que su emprendimiento pueda seguir adelante y crecer.
Viven en Cerro Largo, aunque son oriundos de Zapicán, Lavalleja el y ella se divide entre Artigas y Montevideo; tienen tres hijos y ellos son los «Funcionarios», que los ayudan.
Hoy La Red fue a Noblía, la casa de familia es el lugar donde trabajan para sacar adelante el producto. ALFAJORES MERAKI «Un Bocado para el Alma».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dale clic
¿Necesitas información?
Hola! ¿ en que podemos ayudarte?