VENDEN TROZO DE GASA CON LA QUE CURARON LAS HERIDAS DE APARICIO SARAVIA.

VENDEN TROZO DE GASA CON LA QUE CURARON LAS HERIDAS DE APARICIO SARAVIA.
La gasa está en perfecto estado de conservación y se encuentra dentro de un frasco de vidrio, fuertemente tapado, con una descripción. Esta reliquia histórica fue recuperada en Melo por una mujer que heredó de su padrastro, Juan Omar Morales dicho recuerdo. Morales recibió el obsequio de su amigo el Dr. Arturo Lussich y es un frasco con la gasa; eso fue en 1916 y aún conserva las manchas de sangre de las heridas del General Saravia, del Dr. Arturo Lussich, del cual era amigo y se trataba del médico que inicialmente le brindó los primeros auxilios a Saravia luego de haber sido herido. Al fondo del vidrio tiene un papel pagado que dice: Montevideo 30 de agosto de 1916. Al parecer Lussich, guardó celosamente restos de las gasas empapadas en sangre para entregársela a sus amigos más allegados como forma de homenajear a la figura de Saravia y una de esas reliquias vino a parar a Melo.
El 1ro de setiembre de 1904, Saravia fue herido de bala en la llamada Batalla de Masoller. El médico Dr. Arturo Lussich, perteneciente a la División 4 de la época, fue uno de los profesionales de la salud que atendió a Aparicio Saravia en pleno campo de Batalla y le hizo un seguimiento hasta el día de su muerte. Lussich formaba parte de la asistencia médica quirúrgica de la guerra civil de 1904. Fue el mismo médico que estuvo en el asesinato de Washington Beltrán. Saravia falleció 10 días después de haber sido herido, en la estancia de D. Luis P. de Souza, en territorio brasilero, a las 2 de la tarde. El Dr. Lussich luego de realizar las primeras atenciones al general herido, envió a Luis Mondino, que fue protagonista de un acto de elevada categoría ética durante su permanencia en la zona de Masoller. Se trató de la interconsulta que el día 9 (un día antes de la muerte de Aparicio Saravia) se efectuara a pedido del Dr. Arturo Lussich ante el lecho del caudillo, moribundo y agonizante desde el día 1º, y que fue relatada así por la prensa montevideana: “EL Medico Dr. Mondino con su expedición sanitaria donde tuvo lugar la sangrienta batalla, recibía una esquela del Dr. Arturo Lussich en la cual este facultativo de las fuerzas insurrectas le pedía que se trasladara hasta el paraje donde se asistía Aparicio Saravia, pues deseaba vivamente celebrar con él una consulta y oír su opinión acerca del estado del caudillo. El Dr. Mondino accedió al pedido y el día 9 se trasladó en carruaje a la casa en que se encontraba el jefe de la insurrección. Casa distante unas cuatro leguas de la línea fronteriza. Una vez allí examinó la herida de Saravia, dándose cuenta en el acto que su estado era sumamente grave. Hecho el examen del paciente, celebraron los dos médicos una larga consulta conviniendo ambos que se trataba de un caso mortal y que el desenlace era cosa de muy pocas horas”.
La persona que conserva la reliquia, la puso a la venta por una deuda económica que debe resolver a la brevedad. Si bien prefiere no ser identificada en la nota de prensa de “LA RED DE CERRO LARGO AHORA”, asegura, afirma y sostiene con firmeza que se trata de una gasa original con la sangre del General no obstante, entregará a quien le adquiera. (ampliaremos a la hora 12. de este martes 6 de abril en nuestra edición informativa por Melo TV Cable, canales 2 o 181 y por este Facebook en vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dale clic
¿Necesitas información?
Hola! ¿ en que podemos ayudarte?